Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)

En 21 de enero de 2015, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) publicó un informe final sobre la seguridad del BPA titulado “Opinión científica sobre los riesgos para la salud pública relacionados con la presencia del bisfenol A (BPA) en productos alimenticios”. El informe fue preparado por un panel de expertos de la EFSA en relación con materiales, enzimas, aderezos y aditivos de procesamiento que están en contacto con alimentos,

Basados en una revisión completa sobre la exposición al BPA y su toxicidad, los expertos científicos de la EFSA, en su informe final, llegaron a la conclusión de que “... no hay preocupación en cuanto a la salud para ningún grupo etario por la exposición a través de los alimentos, y es escasa la preocupación en cuanto a la salud por la exposición agregada.

Más allá de las evaluaciones previas, la EFSA evaluó la exposición al BPA no solo de los alimentos, sino también de una variedad de otras fuentes posibles. La EFSA explicó posteriormente que para ser lo más transparentes y abiertos posible, consultaron e hicieron participar a las autoridades nacionales y las partes interesadas durante esta evaluación de riesgos para garantizar que se tuviera en cuenta a la variedad de información y opiniones científicas más amplia posible.

El límite de exposición seguro para el BPA, conocido como nivel de ingesta diaria tolerable (TDI), se estableció conservadoramente para que incluya las incertidumbres sobre los posibles efectos del BPA sobre la salud. Se prevé que la EFSA volverá a tratar la TDI para incorporar los resultados de la investigación en curso que lleva adelante el Programa de Toxicología Nacional de los EE. UU. y la FDA.

En especial, para abordar una afirmación controvertida de que el BPA puede provocar efectos sobre la salud en dosis muy bajas, los expertos de la EFSA establecieron los criterios científicos para evaluar los estudios que informaron respuestas inesperadas en dosis bajas. En función de estos criterios, los expertos concluyeron que “... la información disponible no proporciona evidencia de que el BPA dé como resultado relaciones dosis-respuesta no monotónicas”.

La EFSA también realizó evaluaciones previas sobre el BPA con resultados similares.

En enero de 2007, la EFSA publicó una evaluación científica completa del BPA realizada por un grupo de expertos científicos independientes. En julio y octubre de 2008 y en septiembre de 2010, la EFSA revisó nuevos estudios y confirmó su postura de que el policarbonato basado en BPA y que los materiales de epoxi en contacto con alimento pueden continuar usándose de manera segura.