En muchos usos médicos, el policarbonato es el mejor material de su clase y resulta difícil de sustituir en usos destinados a salvar vidas y mejorar la calidad de vida. 

Cuidado neonatal

Las unidades de cuidado neonatal de bebes están fabricadas con plástico de policarbonato durable y resistente a las quebraduras.

En la unidad neonatal, por ejemplo, el plástico de policarbonato transparente, liviano y resistente a los golpes proporciona una barrera de seguridad que ayuda a proteger a los bebés en las incubadoras y permite que el personal médico monitorice su salud. El plástico de policarbonato ofrece el material resistente y transparente para el exterior de las incubadoras, así como también para el armazón de las lámparas de calefacción y la estructura de soporte que las rodea. Los principales beneficios del policarbonato incluyen su fácil esterilización, alta resistencia al calor y su estructura sólida y resistente.   
 

Cirugía

El quirófano en el hospital representa el hecho de que el BPA se utiliza en varias aplicaciones médicas importantes.

En algunos dispositivos quirúrgicos, en particular los utilizados en cirugías muy poco invasivas (también conocidas como cirugías laparoscópicas), el plástico de policarbonato brinda beneficios únicos debido a su solidez. 

Puede utilizarse para fabricar piezas de capas delgadas, lo que permite elaborar dispositivos y equipamiento médico a menor escala y ofrecer mayor agilidad en los movimientos durante los procedimientos quirúrgicos. 

Dado que el plástico de policarbonato resiste los rayos gamma, las armazones y el equipamiento médico pueden esterilizarse adecuadamente para proteger la salud del paciente. Otros beneficios únicos incluyen su resistencia al calor y a los golpes, inflamabilidad y la flexibilidad de diseño.

Fármacos y medicina

Un niño que utiliza una máscara médica de inhalación indica que el BPA se utiliza con frecuencia en equipo médico durable.

El plástico de policarbonato es, por lo general, la opción preferida para fabricar dispositivos destinados a la administración de fármacos, desde nebulizadores y máquinas de diálisis hasta jeringas de seguridad sin aguja, ya que puede esterilizarse fácilmente y es duradero. Dado que más y más pacientes en la actualidad, particularmente los ancianos, están involucrados directamente en el manejo de sus medicamentos y procedimientos médicos más complejos en el hogar, los sistemas económicos de terapia móvil son cada vez más necesarios.  

El plástico de policarbonato brinda beneficios esenciales para permitir que artículos como las bombas de inyección médica se fabriquen de manera uniforme y consistentemente para que los pacientes puedan autoadministrarse medicamentos con dosis precisas. Este tipo de bombas se pueden utilizar para administrar una variedad de medicamentos, desde fármacos para quimioterapia hasta analgésicos o antibióticos, y deben tener la durabilidad necesaria para resistir el uso y el desgaste diario, así como las caídas ocasionales.  Esta combinación única de características (transparencia, resistencia a los golpes y fácil esterilización) que ofrece el policarbonato son atributos muy importantes para dicho equipo médico.  

Selladores dentales

En 2016, la Asociación Dental Estadounidense (ADA) publicó una revisión profesional de productos, donde reafirma el uso seguro del BPA en los selladores dentales, que se utilizan con frecuencia como recubrimiento para proteger los dientes de los niños de las caries.

Tal como se informó en la revisión profesional de productos de la ADA, la cantidad promedio del BPA utilizado fue 0,09 nanogramos de la cantidad de sellador aplicado en cuatro dientes. Dicha cantidad sumamente pequeña hizo que la ADA llegara a la conclusión de que, tal como se resume en el título de su comunicado de prensa, “El BPA en selladores dentales es seguro”.

En años anteriores, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recomendó a los padres que continuaran usando selladores dentales elaborados con BPA. En septiembre de 2010, se publicó en la revista Pediatrics una revisión sobre el uso de compuestos químicos derivados del BPA en selladores dentales y materiales compuestos. El Dr. Joel Berg, presidente de Odontología Pediátrica de la Universidad de Washington, afirma con certeza que los selladores dentales son seguros y eficaces, y que “hay más estrógeno en el beso de una madre que en un sellador” (Blog de salud de CNN, 7 de septiembre de 2010). Para ver la revisión completa, haga clic aquí.